«Más allá de las fronteras»: Convivencia y proyecto educativo en Loyola

De la mano de la ONG Alboan, los alumnos de 1º ESO hemos participado en una excelente propuesta pedagógica sobre los refugiados y migrantes. Para ello, hemos estado 3 días de intensa convivencia en Loyola (Azpeitia, Guipuzcoa), junto a la Basílica dedicada a San Ignacio de Loyola, fundador de los Jesuitas.

 

Para nosotros, esta ha sido la «segunda parte» tras el Proyecto de Solidaridad que hicimos en febrero. Entonces ya empezamos a hablar de aceptar la diversidad, conocer otras realidades y situaciones problemáticas en el mundo, e iniciamos nuestro compromiso.

Ahora hemos estado en Loyola: han sido unos días maravillosos, en los que hemos trabajado todas estas realidades de refugiados y migrantes: las causas, los prejuicios, las miles de dificultades que tienen antes, durante y después de su huida…

 

Y lo hemos trabajado de forma activa, muy activa: por  medio de dinámicas, experiencias muy activas, gynkanas… en las que nos hemos puesto en la piel de refugiados y migrantes: hemos vivido en primera persona los peligros, miedos, dificultades e injusticias que sufren en su huida, en los controles fronterizos, vallas y muros, centros de internamiento, trámites legales… sufriendo también las dificultades de integración hacia una vida digna. 

 

Ismaila, un joven refugiado de Gambia, (acogido por el Servicio de Ayuda al Refugiado de los Jesuitas ) nos contó su experiencia personal como refugiado llegado a España: le deseamos lo mejor en su nueva vida en Donosti, ojalá que todo le vaya bien y pueda tener una vida digna, cumpliendo su sueño. Y miles más como él!

  

Como hemos vivido estas situaciones a lo largo de esta experiencia, ahora entendemos y sentimos mucho mejor todos los problemas y dificultades que sufren los refugiados y migrantes en cualquier parte del mundo. Sin duda, ha merecido la pena.

También hemos tenido tiempo para las reflexiones, dinámicas, oración y compromisos…. Y por supuesto, en un entorno precioso, hemos tenido tiempo para convivir y compartir, para jugar, para celebrar, incluso para dormir!! En definitiva, tiempo para ensanchar nuestra mirada crítica y potenciar nuestra conciencia solidaria. 

 

Por cierto, no os perdáis el vídeo en nuestro canal de Youtube: «Beyond the Borders’ Party«, .. . En definitiva, tiempo para ensanchar nuestra mirada y potenciar nuestra conciencia solidaria.

Ahora vamos a concretar nuestro compromiso por medio de unos cómics sobre los refugiados, y vamos a participar en varios actos institucionales , como la visita al Parlamento de Navarra, el próximo martes 20, para hablar con los políticos navarros.

Y en la próxima entrada, dejaremos enlaces a vídeos, noticias y materiales para que podamos seguir leyendo, conociendo y participando.

Este es el vídeo resumen de la convivencia en Loyola (Grupos CD):

31 comentarios en “«Más allá de las fronteras»: Convivencia y proyecto educativo en Loyola”

  1. Me ha parecido genial ir a pasar esos tres días a Loiola porque me lo he pasado muy bien y a la vez he aprendiendo muchas cosas diferentes sobre los refugiados, conviviendo con mis amigos. Estos dos vídeos reflejan lo bien que nos lo hemos pasado, bailando, cantando, aprendiendo y viendo las injusticias que hay en el mundo. Escuchamos la historia de como fue el camino de Ismaila de Gambia hacia aquí.

    Responder
  2. En esta excursión a Loyola nos hemos puesto en la piel de los refugiados que lo están pasando mal cada día y hemos tenido que hacer una serie de actividades sobre los refugiados,que no eran nada fáciles y en una de ellas se trataba de ir pasando fronteras y conseguir sellos.Estuvimos en el campo de refugiados y nos dieron comida.En la cena teníamos que comer arroz con las manos y nos dijeron que íbamos a dormir allí.Todos estábamos asustados porque no queríamos dormir en aquel sitio.Nos lo pasamos muy bien y nos divertimos mucho.Pero los que no se lo pasan bien son los refugiados que le pasan cosas de estas todos los días y no es fácil.¡Me ha encantado esta excursión!

    Responder
  3. Este campamento me ha parecido muy divertido e interesante y a la vez he aprendido muchas cosas sobre los refugiados/inmigrantes que no sabia. También nos hemos puesto en la piel de un refugiado que ha tenido que salir de su país por diferentes motivos ( por el género, la naturaleza, por un conflicto interno o por una guerra) hemos tenido que «dormir» en un campo de refugiados como ellos, donde tuvimos que comer con las manos y pasar frió…. Lo más interesante me pareció cuando Ismalia (un chico de Gambia que vino a España)nos contó su experiencia siendo un refugiado y lo difícil que había sido para el conseguir alojamiento aquí.
    En este campamento aunque no ha sido fácil ponerse en el lugar de un inmigrante y ver lo mal que lo pasan me ¡¡ha encantado!!

    Responder
  4. Esta convivencia me ha parecido una experiencia muy buena para abrirnos los ojos y darnos cuenta de que desde tu casa se vive muy bien pero que hay en muchas partes del mundo en las que pagarían por tener la vida que tenemos nosotros. Las actividades que hacíamos eran principalmente de reflexión pero en las que salíamos a la calle se pasaba muy mal por come te trataban por las colas… No me querría imaginar lo que tienen que soportar los refugiados de verdad. En general diría que a sido un buen campamento para abrir los ojos y darnos cuenta de lo bien que vivos.

    Responder
  5. En esta convivencia que hemos tenido de tres días,he aprendido un montón de cosas de las personas refugiadas.Pero al principio,cuando nos teníamos que poner en lugar de aquellas personas que no lo pasan nada bien en la vida ,no es nada fácil y es muy triste. Estuvimos en una carpa de refugiados de acogida ,eran muy incomodo y en la cena que tuvimos arroz,se me hacia raramente comer con las manos,pero somos muy afortunados de tener un plato de comida cada día.Y yo me he asustado un poco porque cuando nos dijeron que íbamos a dormir allí me quedado bloqueada,no estoy muy acostumbrada en dormir un sitio como una tienda de campaña,también porque no cabíamos todo y tendríamos que dormir muy apretado,pero aquellas personas que lo sufren durmiendo todos apretados en una tienda de campaña sera muy difícil estar en esas condiciones .Cuando teníamos que pasar la fronteras eran muy difícil porque había muchas personas que atrás estaban empujando era complicado pasar,pero al final lo conseguimos todos ,pero algunos cuantos lo tenían difícil porque la policía le pegaba o no le dejaban pasar, pero cuando pasa en la realidad sera mucho mas complicado porque aquellas personas querrán pasar todas para tener una vida mejor ,de la que estaban pasando.Cuando escuchamos el testimonio de Ismali,su situación era difícil y me puse muy triste al oírle,es muy duro por lo que tienen que pasar. Esta excursión he aprendido para ver como son la situaciones de esas personas refugiadas,en este mundo nos esta todo en el color rosa,que hay en otras partes del mundo que la pasan super mal y nos han enseñado abrir los ojos y ver esas situaciones de vida.

    Responder
  6. En estos tres días he aprendido muchas cosas.
    Han sido unos días muy intensos en los que he aprendido sobre todo que el lugar donde se nace marca unas diferencias terribles. La historia que Ismaila nos contó de su propia vida me impresiono porque no la conocía mas que por la televisión y ahora lo he visto mas de cerca, mas real.
    Por otro lado la experiencia con mis compañeros me ha encantado, aunque no hallamos descansado mucho… o nada!

    Responder
  7. Me han gustado mucho estos tres días de convivencias en Loiola, porque hemos aprendido a valorar todo el recorrido y todo el esfuerzo que tienen que hacer las personas para huir de su país. Desde el primer día, intentando atravesar las fronteras, no fue algo fácil, porque te quitaban algunas de tus pertenencias, y depende de que religión, nacionalidad eras, no te dejaban pasar esa frontera. También, cuando tuvimos que comer el arroz con las manos, fue bastante incómodo, porque estamos acostumbrados a comer con cubiertos. El siguiente día, al intentar conseguir los 5 sellos, fue bastante agobiante, ya que tenías que ir de un lado a otro con tu pasaporte, y que igual no te podían dar el sello. Después, tuvimos que pasar una valla, para conseguir una tarjeta roja, con la que después de un rato, no todos conseguimos esa tarjeta. Sobretodo me gusto cuando vino Ismalia a contarnos su historia, cual era su gran sueño, que comían,..
    En estas convivencias me han ayudado a no quejarme por todo lo que tenemos.

    Responder
  8. El campamento ha estado muy divertido e interesante. Además de estar en una convivencia con nuestros compañeros, es una manera de empatizar con esas personas que no lo tiene tan fácil como nosotros. Hemos podido ponernos en su piel haciendo diversas actividades. Para así aprender el trayecto que tienen que hacer para intentar encontrar un modo de vida mejor. Esta experiencia me ha servido para darme cuenta de que hay que saber valorar las cosas que tenemos y lo que nos ofrece la vida porque hay mucho que no tienen ni la cuarta parte de suerte que tenemos. A parte hemos conseguido ver en donde esta el problema. ¿Por qué?, ¿Tendremos algo que ver con este problema? ¿Qué causa este problema? etc. Estas son algunas de las preguntas que nos proponían averiguar que incluso nos planteábamos nosotros y que mas tarde después de los tres días de campamentos pudimos resolver nosotros mismos.

    Responder
  9. Pues en estos tres días de convivencia de lo que me llevo es que nos hemos metido en la piel de los refugiados. También hicimos actividades duras de las que viven los refugiados cada día. También hemos en primera persona todas las etapas peligrosas y e injusticias que viven cada día. Ha sido momentos de superarse a si mismo con cada sello que nos daban y conseguíamos. me ha gustado mucho esta convivencia porque hemos aprendido un montón de cosas. me he reído mucho con los compañeros tanto como los monitores de allá. Lo que mas me gusto fué la actividad de quemar nuestros miedos pero no solos sino con todos los compañeros. en todos estos días he notado como ha cambiado mi mirada a la hora de cambiar mi manera de pensar. en definitiva a sido una experiencia estupenda.

    Responder
  10. En estos tres días de convivencias, nos hemos ido a Loyola. Nos hemos puesto en la piel de los refugiados. El primer día tuvimos que pasar las fronteras y no fue fácil.Porque depende de que persona eras te quitaban una pertenencia valiosa y si no tenias trabajo o no eran trabajo que pudriera aportar a ese país no te dejaban pasar.Para pasar la frontera podías ser legal e ilegal.Una vez pasadas las fronteras llegabas al campo de refugiados.El segundo los del campo de refugiados no podían mantener más el campo de refugiados y nos echaron.A la mañana del segundo día hicimos una gynkana con el objetivo de entrar a Europa. Tuvimos que pasar una valla para pasar a Europa, había que esperar una cola super larga para que la de allá nos de su aprobación de que podamos entrar a Europa .A algunos les dejaba entrar y a otros no .Y en estos tres días hemos pasado lo que pasan los refugiados pero los refugiados lo pasan peor

    Responder
  11. Ahora sé lo mal qué lo pasan los inmigrantes por buscar una vida mejor, le doy sobré todo las gracias a los profesores para qué veamos qué somos unos afortunados dé vivir en un país en los qué no hay guerra. Ya que hay mucha gente qué tiene qué emigrar dejar a quiénes más quieren y a veces durante el camino pierdes a alguien. También si mi mujer (Sergio) estuvimos esperando una hora en la fila para papeleos ,ya nos tocaba y nos cierran las puertas en las narices. A nosotros una hora nos parece mucho pero ellos igual tardan años. Por eso doy gracias al mundo por no haber nacido en un país en guerra. Ahora por eso pido que nos concienciemos de que somos unos afortunados.

    Responder
  12. Esta convivencia me ha parecido muy entretenida a la vez de educativa. He aprendido muchas cosas sobre las personas refugiadas. Me e puesto en su lugar y es muy duro. También han sido tres días muy intensos de muchos sentimientos y emociones. Me da pena solo haber estado tres días.

    Responder
  13. Esta convivencia me ha gustado mucho porque he aprendido muchas cosas nuevas sobre los refugiados y me ha venido muy bien para darme cuenta que nosotros vivimos muy bien y hay otras personas que no viven como nosotros y lo pasan muy mal. Ha sido una experiencia nueva que nunca había vivido y si que al principio yo no pensaba que iba ha ser tan chula pero al cabo de los días que pasaban me iba gustando mucho ya que hacíamos actividades muy divertidas. Hubo un día en el que tuvimos que abandonar el albergue y marcharnos de ese lugar y encontrar uno mejor para poder vivir. Los monitores se vistieron de policías y en grupos tuvimos que intentar atravesar las fronteras para así poder llegar a Europa. Fue una actividad muy divertida pero no fue nada fácil porque tenías que ir por todos los policías con el pasaporte para haber si te dejaban pasar y si no te dejaban les tenías que convencer o darles algo a cambio de que te dejaran pasar. Esa fue una de las mejores actividades que fue muy divertida al igual que otras, pero si lo piensas y te pones en la piel de todas esas personas que tienen ese problema en la realidad y tienen que abandonar su país y su hogar dan mucha pena. Una actividad que también me gusto mucho fue que viniera Ismalia a contarnos cosas sobre su vida, porque había decidido venir a España, como era su país, que diferencias había entre Gambia y España…
    Ha sido una experiencia que me ha encantado y me ha ayudado a abrir los ojos y darme cuenta de lo que pasa en otros lugares. Parece que si no pasa aquí donde vivimos nosotros en otros lugares tampoco y eso no es cierto porque ahora mismo aunque no lo veamos hay muchas personas y niños que están sufriendo y están intentado salir de su país por guerras, terremotos…

    Responder
  14. En esta excursión, hemos disfrutado muchísimo, pero a la vez hemos aprendido muchas cosas sobre los refugiados. También nos hemos dado cuenta que nosotros vivimos muy bien y nos quejamos, pero así aprenderemos a valorar más las cosas que tenemos y a no desperdiciarlas.
    Aquí nos hemos dado cuenta de qué situaciones viven los refugiados, son muy duras, pero menos mal, que hay organizaciones para ayudarles, porque cuando llegas de otro país no es fácil instalarse. Me pareció muy interesante que viniera un refugiado y nos haya contado qué tal lo paso. Menos mal, que le concedieron el permiso para quedarse en España, porque si no, lo hubieran echado y no es justo.

    Responder
  15. Que bien me lo pase,pero he sufrido lo poco que sufren otras personas igual que nosotros, pero luchan para estar en un lugar mejor se juegan la vida,sufren,pierden a su pueblo,amigos,y hasta familiares.Todo esto es grave y debería cambiar.

    Responder
  16. El campamento de Loyola me ha servido para intentar ponerme en la piel de los refugiados, que sufren debido a los conflictos internos, catástrofes naturales, guerras, violencia de genero en sus países, se ven obligados a huir de los mismos. Además ha sido una experiencia muy divertida y gracias al hecho de convivir los unos con los otros, he ganado más confianza.

    Responder
  17. A la verdad este corto proyecto estuvo lleno de actividades muy divertidas,pero que a la vez fueron muy duras,y estoy segura de lo que pasamos no se compara nada a lo que los refugiados e inmigrantes de verdad deben de sufrir.A lo largo de esta convivencia aprendí que debo ser agradecida y a que debo valorar todas las cosas que tengo no sólo las materiales sino también a la familia,amigos y a todos aquellos que me rodean y quiero….

    Responder
  18. En esta convivencia he aprendido muchas cosas por las que han pasado los refugiados e inmigrantes, no es nada fácil vivir en esas condiciones. Hicimos muchas actividades con la que estábamos escapando de nuestro país por alguna mala situación. La verdad es que me gustó la actividad, me pareció gracioso que los profesores y monitores se disfrazaran de policías; pero, si lo estas viviendo de verdad supongo que no te tiene que hacer ninguna gracia. Creo que yo y todas las personas con las que fui aprendimos ha respetar más duramente a las personas que lo pasan mal como las que imitamos nosotros. Espero que en un futuro cercano todo mejore y cambié para que ninguna persona tenga que sufrir y pasarlo mal donde quiera que esté.

    Responder
  19. Con esta convivencia aprendí mucho sobre como se sienten los refugiados y también me divertí mucho, los monitores son graciosos, los ejercicios divertidos y a la vez tristeza porque senti como era tan dura la vida de los refugiados y la comida excelente pero el arroz no me gusto, pobres refugiados ese arroz seco sabia asqueroso.Los concursos de baile y canto fueron divertidos y encima ganamos nosotros (conflicto interno), ha sido una experiencia , creativa y divertida me ha encantado.

    Responder
  20. Está conveniencia nos ha enseñado lo que sienten los refugiados cada día que llegan a un nuevo país para buscar una mejor calidad de vida.Me divertí mucho en Loyola ademas de aprender mucho. También me divertido mucho lo del juego de rol,y todo lo que tuvimos que hacer para tener todos lo sellos para pasar al otro país.Fue muy divertido pero a la vez triste porque con solo pensar que en estos momentos algún refugiado esta tratando de pasar la frontera y que algunos no pudieron pasar es triste, ademas saber lo afortunados que somos de tener un hogar,y una familia que nos cuida y rezar para que esos refugiados puedan llegar a su destino a salvo.

    Responder
  21. Me gusto ir a loiola tanto para aprender que no todo inmigrante es «malo» sino que intentan olvidar algo «malo», ya que si se van a otro pais sera por guerra, contaminación y conflicto interno. No tendría que haber estas cosas en el planeta ya que no somos Australopithecus sino que somos Homo sapiens, y se supone que somos listos y no lo demostramos al hacer esto al planeta junto a las personas que viven en ella (incluyendome claro) Una de las cosas que me gustan de todas las personas es que cambiamos.

    Responder
  22. En esta convivencia he cambiado mi mirada completamente, he mirado más allá de las fronteras, y he aprendido más sobre los que las ven a diario: gente valiente y valerosa que vive con miedo e intentan empezar de cero en un lugar en el que están a salvo. Sin duda, es un tema interesante del que yo no sabía mucho, pero he aprendido muchísimo a la vez que me lo pasaba bien. Pasamos momentos muy difíciles. Si para nosotros fue difícil, no me quiero imaginar por lo que pasarán estas personas. Creo que son personas admirables y se les debería tratar mejor y darles más importancia. Al final, todo esto es cosa de tener empatía. Ponte en su situación, observa lo que viven y cómo lo viven. Estoy segura de que si todos estuviéramos en su piel entenderíamos mejor lo que sufren. Nosotros ya lo hemos estado, y ha sido una experiencia dura e inolvidable. Me he dado cuenta de lo afortunados que somos de no pasar por eso y ahora sé valorar de verdad las cosas que tengo. También soy consciente de es muy importante ayudar y acoger a aquellas personas que están viviendo malos momentos en su vida, ayudándolas a que su estancia sea más amena. Al fin y al cabo, tenemos muchas cosas en común. Las actividades r han sido muy entretenidas y divertidas.
    ¡Sin duda, volvería!

    Responder
  23. En esta convivencia he cambiado mi mirada completamente, he mirado más allá de las fronteras, y he aprendido más sobre los que las ven a diario: que hay que ser valiente y luchadora que vive con miedo e intentan empezar de cero en un lugar en el que están a salvo. Sin duda, es un tema interesante del que yo no sabía mucho, pero he aprendido muchísimo a la vez que me lo pasaba bien. Pasamos momentos muy difíciles. Si para nosotros fue difícil, no me quiero imaginar por lo que pasarán estas personas. No me podía creer que lo pasasen tan mal

    Responder
  24. Fue una convivencia muy divertida.
    Cada uno de nosotros tenía una personaje muy diferente con objetivos distintos. Tuvimos que aprender a esperar para conseguir todo lo que necesitábamos, acceder a lugares y dificultades por los que no queríamos pasar.
    Fue una experiencia que nos hizo empatizar con aquellas personas que sufren cada día.

    Responder
  25. La convivencia fue muy divertida y sirvió para estrechar lazos entre nosotros. Pero no solo sirvió para que nos lo pasáramos también nos abrió los ojos a lo que en verdad están pasando fuera. Tuvimos que ponernos un poco en la piel de los refugiados pero lo que vivimos no es ni una milésima parte de lo que sufren, lo que para nosotros eran 5 minutos de espera para ellos eran muchos meses y en muchos casos incluso años de espera. Por eso después de haber hecho todo esto deseo que esto en el mundo por fin se arregle y que todos podamos vivir felices, porque para que es la vida si no se disfruta.

    Responder
  26. Lo pasamos muy bien porque los monitores eran majos y agradables. Tenían mucha paciencia con nosotros. Las actividades eran divertidas porque no ayudamos los unos a los otros y eso es bueno para hacer migas con los demás.
    Las actividades eran demasiado suaves para lo que suelen soportar los refugiados en la vida real y siento mucho que tantas personas tengan que pasar por eso.

    Responder
  27. Esta convivencia me ha hecho reflexionar cada uno de los tres días que ha durado. Y, me ha hecho reflexionar sobre lo que hemos causado en la tierra. Siendo humanos todos, nos hemos empujado los unos a los otros. Y somos tan culpables como cualquier otra persona, porque nos apretamos bien los ojos para no ver lo que hay, y esto debe acabar. Además todos somos iguales, y es que, al fin y al cabo, la sangre siempre es roja, sin importar quien la porte. También me he dado cuenta, de que muchas personas dicen ser humildes y sencillas, dicen ponerse en el lugar de quienes más sufren. Esa es la imágen que te venden, sin embargo, lo único que hacen es fardar de una falsa bondad que no poseen. Otra de las cosas de las que me he dado cuenta, es que a veces oímos llamar «enfermos» a las personas negras o inmigrantes, pero en realidad, la verdadera enfermedad es el racismo promovido por esas personas. La actividad que más me gustó fue la de los estereotipos, porque son temas que me gusta debatir. Yo estoy en contra de cualquier etiqueta, principalmente porque me parece insólito creer que puedes reducir en unas características concretas a las personas. Mis padres me lo han inculcado desde pequeña: Cada quién es cómo es, y hay que respetarlo.
    Y, por último, tal y como como dijo Dios a los cristianos, debemos amar a nuestro prójimo. Pero el prójimo no son solo nuestros ideales, sino cada una de las personas que vive en este planeta.

    Responder
  28. Este campamento me ha parecido muy divertido e interesante y a la vez he aprendido muchas cosas sobre los refugiados nos hemos puesto en la piel de un refugiado que ha tenido que salir de su país por diferentes motivos, no era nada fácil. Nose como pueden aguantar tanto, nosotros tenemos tantas cosas y encima nos quejamos, y ellos no tienen nada y no se quejan, ellos lo único que quieren es una familia. Tenemos que ayudarles sea como sea.

    Responder
  29. En esta convivencia me lo pasé muy bien con mis amigos aunque también me di cuenta de lo duro que es ser refugiado y tener que irte de tu país y dejar tu hogar la mayor parte de tus pertenencias a tus amigos y en muchos casos a la familia todo porque ha habido una guerra o un conflicto interno que no se ha provocado por tu culpa.En estos tres días hemos vivido muchas experiencias y nos hemos dado cuenta de que hay que concienciar a la gente para mejorar la calidad de vida de los refugiados porque muchas veces llegan aquí y no los acogemos.

    Responder

Deja un comentario